27 de Septiembre de 2005 | 2:23

A algunos que se hacen llamar diseñadores debería caérseles la cara de vergüenza.

Hace tiempo leí algo en Sidiostedalimones acerca de Logoworks, una empresa dedicada a hacer logotipos (léase con ironía). El procedimiento ya resultaba algo sospechoso: previo pago de una módica cantidad te envían un logo, sobre el que tienes derecho a un cierto número de pequeños retoques (en función de lo que pagues).

Instalogo, un producto perteneciente también a Logoworks, era algo aún más aberrante: un “generador automático” de logotipos.

En ambos casos, logos de saldo, al por mayor, instantáneos, basados más en el azar que en una estrategia empresarial o comercial, sin creatividad y sin ninguna garantía de exclusividad.

¿Os parece lamentable? Pues aún es peor. Resulta que los recursos usados para generar dichos logos son, en muchos casos, burdos PLAGIOS de otros diseños. Para muestra un botón: arriba los originales y abajo los de Logoworks.

Podéis leer el artículo completo aquí.

¿Quieres morder el anzuelo?

Los saltos de línea y párrafos son automáticos. Etiquetas XHTML permitidas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>