8 de Marzo de 2009 | 23:08

Éste es un truco muy sencillo y rápido para pelar tomates.

Lo primero que hay que hacer es poner agua al fuego. Mientras llega a hervir, se les hacen un par de cortes superficiales en forma de cruz a los tomates en la parte de abajo.

Cuando el agua hierve, se ponen los tomates en el cazo, y se les deja hervir entre un minuto y dos. Cuanto más maduros sean los tomates, menos tiempo hace falta.

Pasado el tiempo, se ponen los tomates en un cuenco de agua muy fría con hielo, y se espera otro minuto.

Para entonces, la mayoría de los tomates ya tendrán la piel desprendida, y sólo habrá que retirarla tirando.

Los tomates sin piel son ideales para ensalada, gazpacho o casi cualquier receta que lleve tomate.

¡Ha picado 1!

  1. […] Pelar los tomates y cortarlos por la mitad. Colocar boca arriba en el molde sobre el caramelo (en la foto están boca abajo, pero es porque los puse mal). […]

    12 de Marzo de 2009 a las 23:51

¿Quieres morder el anzuelo?

Los saltos de línea y párrafos son automáticos. Etiquetas XHTML permitidas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>